Templos paganos

Pic by RRivard
WAILUA


En una era donde los jefes tribales gobernaban el archipiélago, estas tierras no solo eran sagradas sino también el centro político y religioso de la isla. Los antiguos polinesios honraban a los dioses en sus templos agradeciendo los beneficios de una bahía con facilidad para zarpar las canoas y abundantes recursos marinos de donde alimentarse. También creían que la desembocadura del río Wailua, era el comienzo de la andadura de los espíritus que viajaban hasta Polihale para pasar a otra vida. 
Wailua Kai
Si al bajar del avión te enteras que un gran swell del norte acecha la isla y sientes soplar los vientos Kona, no dudes en cruzar el puente del único río navegable de la isla y hacer una parada en Horner's. Frecuentado por locales y bodyboarders, esta izquierda irregular rompe fuerte en la bahía sobre un superficial fondo de coral cuando la marea está baja.
Wailua Kai -junto al mar- solía ser donde se representaban las ceremonias y los rituales, siendo toda esta zona refugio de una rica herencia cultural hawaiana y de antiguos templos sagrados, que puedes visitar fácilmente a lo largo de la carretera 580 parando en alguno de los 7 heiau que la flanquean, como por ejemplo:
  1. HAULOA que significa 'Rocío de vida' se halla en la boca del río junto a las ruinas de lo que fuera Hikina-a-ka-la y en el mismo punto donde se vislumbra la salida del primer rayo de sol sobre la isla. Construido hace más de mil años, si lo visitas por la noche comprobarás que está orientado a Hokupa’a, nombre que le dieron los polinesios a la estrella polar. Si alguna persona cometía una ofensa como interrumpir a otra de casta superior o si su sombra tocaba la de algún jefe, podía evitar ser ejecutado al venir a este heiau para que el sacerdote le ayudara, a través de ciertos ritos, a ganarse el derecho a vivir. También se usaba como refugio durante guerras.
  2. MALAE. Se encuentra al extremo norte de Leho road y es el heiau más grande de la isla. Se cree que fueron los menehune quienes lo contruyeron, aquellos seres de leyenda que solo trabajaban por la noche para evitar ser vistos. Se sabe de sus hazañas ya antes de la llegada de los polinesios por lo que se cree que pueden haber sido estos personajes los primeros habitantes en llegar desde las marquesas.
  3. HOLOHOLOKU. Considerado el templo más antiguo de la isla, fue un heiau de sacrificio humano. Cada mes, se designaba una noche en la que se debía realizar un sacrificio y por lo general, los elegidos eran prisioneros de guerra. Su diseño tahitiano también demuestra el intercambio cultural vivido durante las migraciones a las islas.
  4. BIRTHSTONES. Unas rocas verticales, localizadas junto al anterior heiau, fueron muy importantes en época de reyes por considerarse imprescindible que todos los herederos de la corona nacieran junto a estas rocas, incluso no siendo de sangre real. Unas de las dos piedras soportaba la espalda de la madre mientras que sobre la otra apoyaba sus piernas.
(para ver un mapa detallado del sendero cultural con el resto de heiau, click aquí )

Si continúas hasta la cascada Opaeka'a llegarás a las tierras de los Fernandes Ohana y donde mejor podrás observar cómo solía ser la vida de los prehistóricos nativos. Kamokila es un pueblo tradicional hawaiiano, recreado para ofrecerte aventuras en canoa o caminatas hasta la cascada secreta, donde también organizan bodas, lu'au y visitas culturales guiadas por el poblado. Pregunta por la travesía hacia Fern Grotto, la cueva de los helechos. Consulta los precios aquí.

Encuentra más info de Kauai en la guía, échale un vistazo aquí y consíguela a bajo coste en Amazon

Creative Commons License