5º DÍA: Wavehunt hacia el Lejano Oeste

14 de enero. Wake up at 7 AM y comencé mi caminata por la bahía de Malaekahana, preguntándome por qué los hawaianos no han sabido aún regular sus costas, al ver la cantidad de chalets que invadían la arena de tan hermosa playa; consiguiendo hacer de la orilla, una especie de acantilado de arena que dificultaba bastante mi intención de un paso firme y constante, ya que mi sensible tobillo pretendía torcerse una vez más, a cada paso.
Al volver a la zona del camping, me eché sobre la toalla para realizar mi tabla de ejercicios de Pilates, aprovechando que las nubes habían despejado al sol y podía recibir un poco de calor, en esta borrascosa mañana de trade winds –vientos alisios-
Al volver a la carpa… deja vu; me encontré a Alex saliendo del baño, zombie un día más, tratando de luchar contra su pereza de levantarse pronto para disponerse a preparar el fuego y hacer un desayuno fuerte a base de café instantáneo n’ sándwiches y poder aguantar un poco más, sin comprar para comer al mediodía.
Salimos con el coche hacia el north shore para ver cómo estaba el mar, pero Alex pudo apreciar, ya desde el coche, que el estaba bastante alborotado y pasamos al Plan B.
Así comenzó nuestra primera y verdadera caza de olas.
Pasamos de largo Haleiwa y cogimos la carretera 99, sin problemas hasta el desvío de Schofield Barracks… y aquí empezó el lío. Que si es por acá, que no… que no puede ser por acá, que…¡ay por dios!, ¿qué, estás segura?, que este mapa no lo entiendo… hasta poder dar con la carretera, para llegar a la costa oeste, que era donde queríamos ir.
A la altura de Nanakuli vimos un break donde se podía surfear; las olas eran chiquitas pero guapas, por lo que preferimos ver qué había un poco más al noroeste. Continuamos por la 93 hacia Maili, viendo un montón de homeless, super instalados, casi en cada beach park por el que pasábamos. Llegamos finalmente a Makaha, que era una zona más poblada, para darnos cuenta que las mejores olas estaban donde paramos al llegar al oeste, así que… vuelta atrás hacia el break …...
Allí nos quedamos un buen rato; Alex, surfeando en una playa donde las olas estaban solo a unos 100mt de la orilla y yo… disfrutando del sol, del cielo despejado y el calor seco de la West Shore.
Antes habíamos hecho una parada rápida en un Foodland, así que teníamos cerveza fresquita  y unas chips para acompañar, ya que finalmente habíamos decidido comer en un Mc al regresar al campin, para poder recargar la batería del portátil.
Una vez terminada la sesión y el picoteo, vuelta al coche para seguir buscando olas pero esta vez hacia el sur, bajando por la 93 hacia Kapolei donde cogimos la H1 que atraviesa Honolulu y aquí… CAOS.
Eran como las 3 de la tarde (o 4 también) y la carretera estaba invadida por un asqueroso atasco, que nos condujo desde el comienzo al fin de la Freeway H1, hasta convertirse en Kalanianaole –o la 72- y recién aquí, comenzó a abrirse un poco el tráfico. Paramos para sacarnos fotos en algún lugar de aquella costa y seguimos (porque no había nada de olas en el sur) hacia Hawai Kai, pasamos de largo Sandy Beach y a los body boarders que había por allí.
Kealakipapa Valley a nuestra derecha y parada para hacer pis en Makapu beach park, con foto automática apuntando hacia Manana – o Isla Conejo-.
Continuamos por la Kalanianaole Hwy y empezó una vez más el desconcierto rutero. Ibamos bien encaminados hacia la 83 que nos llevaría hasta el camping, pero el quilombo se armó cuando la H3 se  cruzó en nuestro camino; sin saber qué hacer, ya que la otra opción que aparecía en el cartel, era ir a Pearl Harbour y la toma de una decisión era inminente, le dije a Alex que girara a la derecha en la H3… y la cagué.
Acabamos siguiendo las indicaciones hacia Kaneohe… hasta que la carretera terminó. Sí, sí, la carretera legaba a su fin, allí mismo. Las obras callejeras inoportunas, en todas partes del mundo, fastidian a los turistas. No tengo dudas ni pienso discutir sobre ello.
Regresamos hacia el mismo cruce donde nos perdimos, ya que la misma carretera que te lleva a Pearl Harbour, conecta justo después de ese cartel, con la Kamehameha, que nos devolvería después de una hora, al sereno y verde north shore. Carreteras de isla…aún no se por qué me sorprendo.
Paramos en el McDonald’s del Polynesian Center para comer y nos conectamos allí mismo a Internet –previo pago a Ronnie Mandola por la conexión- porque eran las 6 de la tarde, y estaba oscureciendo.
Compramos los pasajes que faltaban para regresar a Spain y volvimos directamente al camping cansados y a la hora de ir a la cama, como los niños, caía rendida en mi saco dormir.
RESUMEN
Maili Beach Park: Mapa aquí.
Makaha: Mapa aquí.
Pico Tracks Beach: Aquí
Evitar CAOS del oeste al sur, siguiendo este mapa.
HAWAII KAI: Mapa aquí
MAKAPU BEACH PARK: Desde aquí podrás echar fotos de la isla MANANO