7º DÍA: Norte septentrional

 16 de enero: Me levanté tempranito pero no fui a caminar… no tenía ganas.
Me lavé la cara, los dientes, me puse mis cremas matutinas y empecé a juntar ramas, para motivar a Alex a ver si arrancaba y empezaba a preparar el fuego. Cafelito, robo de un pedazo de pan por parte de alguna gallina –como cada día- y tostadas con mermelada para nosotros.
Terminamos de desayunar y apuntamos hacia el norte, one more time, pero pasando por Waimea Bay, con breve parada en Haleiwa para comprar provisiones y aparcar junto a algún break, cerca de Laniakea.
Alex al agua y una vez terminada la sesión, paseamos con el coche por Waialua, fantaseando qué bueno sería vivir así, viéndome allí ya, rodando en bicicleta por la carretera.
Volvimos a Haleiwa y dejamos el coche aparcado para caminar un poco por el pueblo. Averiguamos que alquilar un ciclomotor por 1 semana vale $35 al día+tax. Descubrimos un bakery shop y como hecho tanto de menos la bollería menorquina, hacia allí nos dirigimos ilusionados con comer, al menos, un croissant; la propuesta fue diferente porque cambiamos el largo de café con bollería por un refrescante smoothie –zumo de frutas granizado con yogur- en un sitio súper agradable  con wifi gratis, enchufe y hasta un sillón que te masajeaba por $5 los 10 minutos.
Nos quedamos un buen rato para más tarde regresar al camping, donde me quedé escribiendo, mientras Alex conducía hacia su destino. Antes de marcharse, bajé la ropa que habíamos acomodado en el maletero del coche para tenerla siempre con nosotros y preparar la mochila, ya que al día siguiente, partíamos pronto hacia el aeropuerto y a nuestro nuevo morada: Kauai.
RESUMEN
WAIMEA BAY: Aquí
LANIAKEA: Seguro que volvimos a Chun's Reef.
WAIALUA: Es el barrio más cercano a Haleiwa (más comercial).
WIFI GRATIS: En el bakery shop junto a la ferretería (hardware store)
KAUAI: Nuestro segundo destino hawaiiano, aquí.