1º DÍA: Honolulu welcome

Invierno en el hemisferio norte. 
10 de enero, 7.30 de la mañana y nos levantamos en una habitación de Venice Beach, con el dulce sonido de un helicóptero pasando por encima de la zona, para partir presto en un taxi hacia LAX (Los Angeles Airport) y embarcarnos hacia nuestro próximo destino…. Oahu, Hawai. Por solo 300€ i/v, continuaba cumpliendo mis sueños de pequeña.
El vuelo, a pesar de durar 5 horas, pasó rapidísimo, aterrizándonos en la calidez del aire denso y tropical de Honolulu. Recogimos los bártulos y después de que el shuttle (bus) del rent-a-car nos llevara hasta su parking & office, pagamos una fortuna al incluir el seguro básico y obligatorio (330$ x 1 semana) por un coche económico, que en USA suelen ser largos como lanchas y buenos derrochadores de gasolina; aún así, sería uno de los mejores precios que encontraríamos. Con mapa en mano y un coche automático americano, apenas salimos hacia la Nimitz Highway y… ¡chocaaaamos! En realidad nos chocaron por detrás, ya que Alejandro metió un cambio raro del coche y éste se quedó atascado, provocando el leve impacto.
Tardamos más de 1 hora en llegar al camping reservado en Malaekahana (North Shore) no solo por el pesado tráfico sino porque no conseguíamos dar con el poste nº 33 que teníamos como referencia, ya que no era el único que había. Hicimos el check in y un hombre nos escoltó desde su furgoneta hasta nuestra plaza, la 1-E; donde tenemos la comfort zone, una cabaña de puertas abiertas con mesa, sillones y hasta revistas que suelen dejar en una estantería, las duchas de agua tibia, baños y fregaderos, todo, a unos pocos pasos de nuestro nuevo hogar. Alejandro montó la carpa - porque yo aún no me entero - y caminamos hasta la playa que queda solo a 100 mt de nuestra tienda de campaña, para probar el agua con los pies y es perfecta. Temperatura: 24ºC, totalmente comprobada y veraz. Salimos a la carretera 83 en busca de provisiones en dirección a Haleiwa Surf Town y pasamos por Sunset Beach, aparcando en una playa cercana junto a otra decena de coches, en la banquina de la Kamehameha Hwy.,  para ver a unos surfers cabalgar las famosas olas gigantes, haciendo tow-in. Visitamos 3 supermercados buscando comprar lo que necesitábamos, intentando también encontrar algún cacharro para calentar el agua, algo que se convirtió en una difícil misión, porque las hardwares stores (ferreterías) ya estaban cerradas. Regresamos de noche al camping y tuvimos que aparcar el coche fuera, ya que después de las 7 pm está prohibido conducir dentro del mismo, comenzando así, "La odisea de la búsqueda del 1-E": con una luz de bicicleta como linterna, dimos vueltas y vueltas como perro sin líder de manada, hasta encontrar nuestra tienda; la mañana siguiente nos daríamos cuenta que habíamos estado perdidos, dando vueltas como idiotas todo el tiempo, dentro de nuestra misma zona. Alejandro preparó el fuego con unas pocas ramas que habíamos juntado por allí y calentó agua para cocer y cenar “Noodles alla Tupperware”, beber Bud –sinónimo de birra acuosa-, meternos en el saco y ZzzZzz…hasta un nuevo hawaiian sunrise.
EN RESUMEN
CLIMA: Nublado y húmedo
VUELO Los Angeles – Honolulu: 5 horas x 325€ (Hawaiian Airlines)
RENT A CAR: 1 semana x 350$
HONOLULU al NORTH SHORE: Más de 1 hora en coche
CACHARROS COCINA: Comprar en ferreterías –hardware stores-